miércoles, 7 de agosto de 2013

34. Kulti, un helado homenaje.




                                                       Mapa de India

Con estos calores y el viaje ya entrando en Asia, Azafrán y Cardamomo han sonreído casi al mismo tiempo cuando al pronunciar el país, La India. A los dos se les ha venido similar idea a la cabeza.

-        Un kulfi.

-        Sí, de azafrán y cardamomo.

-        Y un poco de Mango y Pistacho. Y nada de Peperonchino.

-        Con eso de que los gitanos de Rajastán han venido a cantar aquí a la Unión, no nos extrañe que el tontucio de Champiñón se ponga a asesorar hoteles es las costas de Goa, para que el político Quecruz diga que son las mejores playas del mundo y el sicalíptico critico Porcoego aplauda las gracias con las orejas, porque ese de lo que va es de oído.

                                             Gitanos del Rajastán



-        O de morro, que nunca se sabe. Pero no fino.

El Kulfi es un helado dulzastro, como para disfrutar con calma mientras los calores van alejándose. Es un viaje intenso a una manera de entender el hecho de refrescarse a través del frío.

                                          kulfi de azafrán y cardamomo


-        Éste amor marcial a las figuras estilizadas viene de una sociedad que ha cambiado lo natural por lo artificioso y edulcorado sintéticamente.

-        Los kulfis son como los polos que nos hacían nuestras abuelas. Hervían la leche, incorporaban los azúcares, las especias, y congelaban con palitos de madera en cacharritos de aluminio.

-        Eran densos. No como esos helado de ahora que al chupar un poco los dejas como incoloros. Y el sabor, en vez de permanecer, se vuelve fantasmagórico, transparente, glacial.

-        Joder caballero, parece que habla de los tres reyes tóntricos; el fantasma, el melifluo y el militar venido a menos.




Risas. Muchas risas.

2 comentarios:

  1. Me imagino al Sr. Porcoego como un lechoncito rosadito y a punto. Un saludo para los cinco.

    ResponderEliminar
  2. Jua jua jua jua. Ha dado en el clavo.

    ResponderEliminar